La calidad de las almendras no solo se traduce en efectos positivos una vez que los consumes de forma pura, sino que también ejerce un máximo sabor en múltiples recetas, siendo una de ellas las almendras al caramelo de merquén acanelado, combinando sabores icónicos que harán de este platillo, una merienda inolvidable en todas las temporadas del año y para cualquier cantidad de porciones que quieras.

¿Qué necesitarás?

  • Media taza de azúcar granulada
  • 2 cucharadas de azúcar blanca
  • Sal marina
  • Media cucharada de canela en polvo
  • Una pizca de merquén
  • 1 clara de huevo dispuesta a temperatura ambiente
  • 400 gramos de almendras con sabor natural

Preparación de las almendras acaneladas

Precalienta el horno, a una temperatura de 160 grados.

En un recipiente de cristal, mezcla el azúcar blanca y bien granulada en conjunto con la sal marina, la canela en polvo y el merquén. Luego, reserva.

Bate lentamente la clara de huevo con una cucharada de agua, de forma que obtengas una mezcla bien espumosa y que vaya certificando que vas bien, en el preparado de la receta.

Añade las almendras, directamente a la clara que has batido en el paso anterior y continúa agregando la mezcla de azúcar y especias hasta integrar excelentemente todos los ingredientes.

Coloca en una fuente para hornos, las almendras y deja que se horneen durante 15 minutos. Revuelve posteriormente y sigue cocinándolas hasta que las almendras consigan dar aroma y estar caramelizadas o garrapiñadas, lo que sería después de 15 minutos más.

Deja que se enfríen en la misma bandeja para hornos o en papel absorbente y ve separando una por una con cuidado, pues te puedes quemar.

Disfruta de este sabor aromático excepcional entre las mejores recetas con almendras y haz que el toque garrapiñado sea el que mayormente sobresalga para disfrutar en horas de la tarde, cuando la ansiedad por platillos dulces, hace de las suyas.