Una buena manera de combinar el sabor de las hortalizas con el toque de los frutos dulces encantadores, es a través de los preparados tipo queque, opciones que puedes degustar en cualquier temporada, dejando en tu paladar uno de los mejores sabores para quererlo repetir a cada momento.

¿Qué necesitarás?

  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharadas de bicarbonato
  • 1 cucharada de canela molida
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de aceite
  • 3 huevos batidos
  • Media taza de puré de zanahorias
  • Media taza de nueces picadas
  • Media taza de coco rallado
  • 300 gramos de manjar
  • 160 gramos de queso crema
  • Colorantes

Preparación

Empieza por precalentar el horno a 180 grados, seguido de enmantequillar un molde de torta y reservar.

Aparte, junta la harina con el azúcar, el bicarbonato y la canela en un recipiente grande. Posteriormente, ve añadiendo el aceite y los huevos, cuidando de remover bien. Después, incluye cada zanahoria, las nueces y el coco rallado.

Instaura la mezcla en el molde previamente enmantequillado y deja hornear en un tiempo de una hora o bien, hasta que los bordes comiencen a separarse, dando indicio que ya está listo.

De enfriar el queque por un lapso de 10 minutos y da doble vuelta antes de desmoldarlo, al estar frío, este proceso será mucho más simple y dejará resultados encantadores sobre la superficie donde pretendas colocarlos. Reserva en el lugar hasta que quede totalmente frío.

Una vez que lo hayas conseguido ahora empezarás a rellenar el queque de zanahoria. Para ello, inicia el proceso partiendo en dos mitades, el queque, y comienza a rellenar una de las tapas con manjar, seguido del queso crema. Cubre toda la torta con el queso crema, añadiendo si prefieres, el colorante que quieras y coloca la otra tapa encima. Refrigera

En unas cuantas horas, estará listo para servir y disfrutar de este sabor sensacional para compartirlo en familia y detallar cada sabor en tu paladar.