No dejes de lado, el poder aprender a realizar los mejores postres en el que puedes destacarte como una buena cheff de dulces y sé partícipe de la calidad que implica el sabor en fondue de chocolate bitter, con una textura cremosa y unas ganas de acompañarlos con muchas posibilidades, desde las frutillas, hasta los trozos de brownies o queques.

¿Qué necesitarás?

  • 200 gramos de chocolate bitter picado
  • 100 gramos de chocolate blanco o chocolate de leche picado
  • 200 gramos de crema
  • 1 cucharada de vainilla
  • Coco rallado

¿Con qué acompañarlo?

  • Frutillas
  • Brownies con o sin helado
  • Queques
  • Mashmallows

Preparación

En un envase pequeño, coloca el coco rallado. Seguidamente, coloca en otro plato otro de los acompañantes que hayas decidido tener, ya sea las frutillas, los brownies en trozos o simplemente, los mashmallows, a los cuales puedes colocar un poco de sirope de chocolate o bien, chocolate blanco derretido para percibir su dulzura característica y reserva durante un momento.

Inicia el proceso de preparación, calentando la crema en conjunto con la vainilla, de acuerdo a la cantidad solicitada. Deja hervir y luego, reposar por un tiempo de 10 minutos.

Coloca ambos chocolates picados en un recipiente y vuelve a calentar la crema, para vaciarla sobre los primeros. Deja reposar por dos minutos y posteriormente, revuelve hasta que consigas tener una mezcla bien homogénea.

El paso siguiente y último, consiste en colocar la mezcla achocolatada en un recipiente a base de cerámica, sirviendo junto a los platos preparados. Coloca palos de brochetas con el fin de cubrir con chocolate, el acompañante que hayas elegido y ¡a disfrutar!

Los platillos dulces siempre son una excelente opción para saborear en la merienda y si a estos le combinas la perfección achocolatada que va en su superficie, sin duda se convertirá en una de tus recetas favoritas para compartir en familia.