Para esos momentos en los que solo el dulce sabor del chocolate puede cumplir con tus expectativas, ahora podrás preparar el mejor platillo para deleitar a tu paladar con una buena sensación y que puedes terminar en unos pocos minutos.

¿Qué necesitarás?

  • Azúcar glase
  • Aceite vegetal
  • 20 gramos de cardamomo verde molido
  • Un poco de helado de coco
  • 150 gramos de chocolate con leche
  • 1 unidad de masa hojaldre
  • 150 gramos de nata

Preparación

Comienza el proceso colocando en una olla, el cardamomo en conjunto con la nata a fuego suave y deja infusionar por un tiempo de 10 minutos. Posteriormente inicia el proceso de preparar el ganache, el cual conseguirás mezclando el chocolate con la nata en modo de baño de maría.

Retira del fuego y deja reposar hasta que enfríe completamente, tiempo que generalmente toma un par de horas.

Por otra parte, en un fondo de trabajo y con ayuda de un cortapastas cuadrado o bien con un simple cuchillo, empieza a trazar el corte de la masa de hojaldre en formas cuadradas con una medida aproximada de 10 cm.

Así mismo, rellena cada cuadrado con el ganache que ya deberá estar frío y ciérralos a partir de cada esquina formando triángulos. Presiona bien sobre los bordes de la masa cuadrada y evita que vayan a abrirse durante el momento de su cocción. Deja que reposen las samosas por una hora.

En un sartén con una buena cantidad de aceite vegetal, comienza a freír las samosas por unos cuantos minutos y deja en él, hasta que tomen un tono dorado. Retira del fuego y escurre el exceso de aceite.

Sirve las samosas en un plato y comienza a espolvorear cada una de ellas con azúcar glas. Lo ideal y recomendado es que acompañes las samosas con un poco de helado de coco, teniendo toda la combinación dulce que tanto querías probar.