Una receta dulce y llena de muy buen gusto es posible realizarla en cuestión de unos cuantos minutos, pues la facilidad de los rollos aframbuesados enmarcados en chocolate harán de tus tardes, unas horas más relajadas y de disfrute para el sabor que percibirá en conjunto toda la familia ante esta idea de gran genialidad para comenzar la temporada.

¿Qué necesitarás?

  • 8 rebanadas grandes de pan blanco
  • Media taza de mermelada de frambuesas
  • Media taza de chispas de chocolate o bien, chocolate en trozos
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • Chocolate granulado

Preparación

Precalienta el horno a una temperatura de 200 grados. Coloca papel mantequilla en una fuente de hornos y corta las rebanadas de pan, de forma que queden en un corte bien fino.

Esparce sobre el pan una capa de mermelada fina, que sea a la medida de una cucharada aproximadamente. Posteriormente, consigue espolvorear el chocolate picado o si lo has conseguido en chispas de chocolate, como para galletas.

Posteriormente, procede a enrollar el pan y pincelar con mantequilla derretida toda su superficie, para así dividir en dos.

Una vez que lo hayas enrollado, agrega en la superficie de arriba, un poco de chocolate granulado, presionando sobre la bandeja donde se ha ubicado y teniendo en cuenta que las pinceladas de mantequilla deben estar en mayor proporción en la base del pan, de forma que sea más fácil adherirse a la fuente para hornos. Coloca los rollos ya listos en la bandeja.

Sigue los pasos horneando cada uno, por un tiempo de 10 minutos, de forma que adopten su tono dorado cuando estén en proceso de cocción, sin llegar a quemarse o a pasarse del color. Lo recomendable es que los sirvas tibios o a temperatura ambiente y degusta todo lo bueno en el primero bocado. Es una manera especial de hacerte sentir que puedes preparar lo mejor, en unos pocos instantes.