El buen gusto del pollo contiene el mejor sabor en todas las formas que se preparen. Sin embargo, ahora te mostraremos las mejores recetas para realizarlas rápidamente y con un resultado que a todos dejará impresionados y con ganas de seguir visitándote para degustar este magnífico plato ideal para el invierno, ajustado a un sabor rústico que no pasará desapercibido.

¿Qué necesitarás?

Para el pollo

  • Un par de pechugas de pollo deshuesadas
  • Condimento para pollo
  • 300 gramos de champiñones laminados
  • Media taza de cebolla picada en trozos
  • Aceite de oliva y sal al gusto
  • Pimienta negra molida
  • Orégano
  • 1 cucharada de queso crema
  • Media taza de vino blanco
  • 1 cucharada de salsa de soya
  • Media cucharada de salsa de ajo
  • Jugo de 1 limón

Preparación

Calienta el horno en el primer paso, a una temperatura de 180 grados. Calienta una cucharada de aceite en una cazuela y sofríe la cebolla picada hasta que tome una consistencia blanda.

Ve agregando los champiñones y deja que se cocinen igualmente, hasta que estén blandos y el líquido su centro se haya evaporado. Añade el queso y ve removiendo bien hasta que todo se haya derretido, así como también se haya creado una pasta homogénea.

Inclúyele a esta mezcla, el orégano, sal y pimienta. Reserva unos minutos.

Rellena las pechugas de pollo con la mezcla reservada y enróllalos a modo de brazo de reina, asegurándote que con ayuda de unos palillos el pollo no vuelva a abrirse. En el aceite sobrante empieza a dorar los enrollados de pollo por ambos lados.

Aparte prepara la mezcla de vino blanco, con salsa de soya, salsa de ajo, el jugo de un limón y la pimienta. Vierte sobre los enrollados de pollos ya dorados. Hornéalos durante 25 minutos.

Puedes acompañar con puré de papas y decorarlos con albahaca fresca. Una receta para soñar despiertos.