Cuando quieres disfrutar de la calidez de un pollo fuera de lo convencional, una nueva manera de crearlo en la temporada otoñal es al estilo del pollo marinado a la pimienta cayena, siendo una manera excepcional donde los más intensos sabores se entremezclan para brindarte un cambio al gusto que estás acostumbrado a deleitar.

¿Qué necesitarás?

  • Jugo de limón
  • 2 cebollas moradas picadas
  • 15 presas de pollo, quitándole previamente la piel
  • Aceite vegetal

Para marinar

  • 300 ml de yogurt sabor natural
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • Un par de dientes de ajo picado
  • Media cucharada de curry
  • Media cucharada de comino
  • Medica cucharada de pimienta cayena
  • Cilantro picado y rodajas de limón para adornar

Preparación

Comienza mezclando el jugo de limón con la cebolla picada en un bol de buena amplitud. Ve añadiendo cada una de las presas de pollo, cuidando que no le vaya quedando piel a su alrededor. Mezcla fuertemente y reserva durante un tiempo de 10 minutos.

Seguidamente, integra todos los ingredientes de la marinada y prosigue vertiéndola sobre la mezcla del pollo con la cebolla y el limón.

Posteriormente, continúa mezclando hasta que quede una consistencia homogénea desde todos los puntos de vista. Tapa el bol y deja refrigerando por lo menos durante una hora, máximo un día.

En una cazuela, coloca aceite vegetal a calentar para dorar las presas de pollo, por ambos lados, cuidando de que no se quemen. El paso siguiente, será ponerlas en una fuente de horno, con el resto de la mezcla de la marinada.

Cocina todo en el horno previamente caliente, a una temperatura de 190 grados, de 20 a 30 minutos de cocción. Así mismo, si lo prefieres lo puedes cocinar en la parrilla si quieres que conste de un sabor estilo grill.

Sirve espolvoreando cilantro fresco en toda la superficie del plato así como un par de rodajas de limón y un toque más de pimienta cayena. Te encantará ese sabor tan definido dentro de la elegancia.