Las recetas de pastas, siempre se dejan sentir con un excelente componente de satisfacción, una vez que se mezcla su suave textura con otros de los ingredientes importantes. Ahora verás, la magnífica combinación que resulta la pasta con relleno vegetal al pimiento, una manera diferente de sentir la diversidad en cada uno de los vegetales utilizados.

¿Qué necesitarás?

  • Pasta
  • Media cucharada de mantequilla
  • 1 pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • 2 calabazas amarillas
  • Albahaca
  • 2 Zucchini
  • 200 gramos de pasta penne cocida
  • Queso parmesano rallado
  • 12 Champiñones

Preparación

La receta comienza preparando el relleno. Para ello, empieza limpiando el pimiento rojo y pícalos en cubos pequeños. Vierte en una pequeña taza y ve agregándoles un poco de queso parmesano sin dejar de mezclar.

Retira los tallos de los champiñones, límpialos y resérvalos. Posteriormente, coloca los tallos en un tazón y condiméntalos con aceite de oliva, así como también con sal y pimienta, viértelos rellenando con la mezcla del pimiento y hornea por 15 minutos a una temperatura de 180 grados.

Para la preparación de la pasta, pica las calabazas zuccini y las calabazas amarillas y sofríelas en aceite vegetal por unos minutos, sin olvidar agregar sal y pimienta al gusto.

Agrega la pasta ya cocida y ve añadiendo los trozos de albahaca hasta conseguir cubrir todo con la misma. Salpimienta un poco más e incluye la mantequilla en el centro, de forma que se derrita y abarque todo el preparado. Esparce queso parmesano en su superficie y estará lista para servir en un plato, regando con aceite de oliva y colocando el relleno de pimiento en un lateral.

Decora el plato con hojas de albahaca en su alrededor y a disfrutar de ese sabor caché que resulta de toda la preparación de esta receta.

Recuerda

Si los champiñones tienen mucha tierra en sus tallos, colócalos en un colador y lávalos con agua fría, así será más sencillo que la tierra se retire por completo. Por último, sécalos antes de incluirlos en la preparación del relleno, pues es el paso principal para esta magnífica receta.