Los platillos italianos siempre son una buena opción para compartir, pero cuando a estos le añades un toque personalizado, se convierten en platos aún más destacados para disfrutarlos con tus seres queridos, siendo los ñoquis de papa una excelente alternativa para embalsamar con salmón ahumado en salsa y sentir los distintos contrastes en tu paladar.

¿Qué necesitarás?

  • 1 kilo de papas no peladas
  • 1 taza de queso ricota
  • 1 huevo
  • Media taza de queso parmesano
  • Media taza de harina

Para la salsa de salmón ahumado

  • 3 cucharadas de queso crema
  • Media taza de leche
  • Media taza de crema
  • Alcaparras
  • 250 gramos de salmón ahumado
  • Sal al gusto

Preparación

Cocina las papas en agua a punto de ebullición con sal al gusto, hasta que tengan una consistencia blanda. Después que están listas, retira del agua y deja escurrir completamente. Pela y muele de forma que quede en forma de puré.

Ve añadiendo la ricota, en conjunto con el huevo y el queso parmesano, revolviendo bien hasta que todo quede en una mezcla bien homogénea. Añade la harina que sea suficiente para conseguir una masa blanda que no se adhiera al mesón.

En una olla grande, pon a hervir agua añadiendo igualmente sal y un chorro de aceite.

Mientras tanto, enharina el mesón y realiza un cilindro con la masa de un cm de diámetro y ve cortando cada dos cm. Introduce los ñoquis en el agua cuando ya esté hirviendo y deja cocinar hasta que suban a la superficie de la olla.

Luego, retira del agua y cuélalos, pásalos a una bandeja con un poco de aceite y deja que se enfríen. Mientras pasa el tiempo y se enfrían, ve preparando la salsa.

Para la salsa, comienza el proceso calentando el queso crema junto a la porción de leche indicada, en un tiempo hasta que el primero se haya derretido completamente.

Añade la crema, las alcaparras y el salmón. No olvides servir con clase y junto a la salsa de queso crema que combinarás con los ñoquis. Sirve siempre caliente para no perder el buen gusto.