En ocasiones, preparar pequeñas entradas o abrebocas, es una buena opción para las reuniones o festejos en familia, pues aumenta el confort, el sentido ameno entre todos los invitados y además, resulta una forma excepcional para que te den el punto de vista, acerca de la nueva receta que has preparado. Sorpréndelos con estas chaparras enrolladas en kétchup.

¿Qué necesitarás?

  • 12 tapas de empanadas para horno
  • 12 salchichas de jamón
  • 1 huevo batido levemente
  • 1 cucharada de aceite
  • Media cebolla picada
  • Medio apio picado
  • Medio kilo de tomates o pasta de tomate
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de vinagre o vino blanco
  • Salsa de ajo
  • Mostaza
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Precalienta el horno a una temperatura de 190 grados y continua el proceso uslereando un poco cada tapa que tengas de las de empanadas para hornos.

Ve envolviendo la misma con una salchicha, ayudándote de una tapa de masa y ve cuidadosamente enrollando la masa sobre la misma, cada rollo debes cortarlo en dos y pincelar con un poco de huevo batido.

De esta forma tendrás el platillo listo para hornear durante 15 minutos, mientras que preparas la salsa casera kétchup y esperas que obtenga esta, el tono dorado dentro del entorno caliente del horno.

Para la kétchup, calienta la cebolla picada en pequeños trozos y el apio, dejando cocinar hasta que se vuelvan completamente blandas, añade la pasta o el jugo de tomate y el resto de las verduras y salsas que tengas en la lista.

Cocina durante un tiempo de 1 minutos hasta que la mezcla espese, licúa y deja enfriar un poco. Tus chaparras estarán listas para acompañar con esta deliciosa salsa personalizada embalsamada para las salchichas y una tarde de compartir.

Todos querrán que repitas esta receta frecuentemente, debido a que es fácil, rápida y muy original, causando emociones desde la primera mirada.