Los postres siempre son una tentación y cuando se combinan varios sabores el resultado suele ser extraordinario, por ejemplo en el suspiro a base de Maracuyá en el que la dulzura del glaseado y lo cítrico de su pulpa confieren un sabor auténtico a tu paladar, desde la primera impresión. Aprende a prepararlo y haz que sea parte de tu mesa, en varias ocasiones.

¿Qué necesitarás?

  • 2 tarros de leche condensada
  • 1 tarro de leche evaporada
  • 700 gramos de maracuyá con pepas
  • 5 yemas de huevo
  • Merengue previamente preparado

Preparación

Une los dos tarros de leche condensada en conjunto con la leche evaporada en un cazo hondo y grueso. Opta por cocinar las dos leches a fuego medio hasta que consiga espesarse, en un lapso de 30 minutos, cuida que la consistencia quede como un manjar blanco. Retira del fuego y añade la pulpa de maracuyá cuidando revolver bien.

En un recipiente, coloca las yemas y mezcla ha hasta que todas se rompan y queden bien integradas al resto del preparado. Añade la mezcla de las yemas al manjar hecho con la pulpa de maracuyá. Vuelve a cocinar todo a fuego bajo hasta que todo consiga espesarse. Deja enfriar alrededor de 5 minutos y vacía a un copón o en vasos individuales de plástico.

Posteriormente, será el momento de preparar el merengue para esto es importante mezclar 4 claras de huevo con ayuda de un batidor eléctrico a fuerte velocidad. Añade azúcar al gusto y remueve bien hasta que el merengue quede en la consistencia correcta y quede duro.

Por último, coloca el merengue en una manga pastelera y procede a decorar con la misma la superficie de la crema de manjar donde está la mezcla de maracuyá espesa. Deja enfriar en un tiempo de 2 horas y estará listo para servir y para compartirlo con todos tus invitados.