Las recetas simples, la mayoría de las veces son las que tienen un gusto más encantador y que puedes tener en cuestión de unos cuantos minutos invertidos para un resultado fenomenal. Aprende a preparar todo lo bueno que implica el Budín de pan rondado de manzana que con su matiz dulce sirve para acompañarlo en las horas del postre donde quieres nada más que un sabor auténtico y original.

¿Qué necesitarás?

Para el caramelo

  • Media taza de azúcar
  • Media taza de agua
  • 2 manzanas verdes peladas y cortadas
  • 1 cucharada de mantequilla

Para el budín

  • 1 litro de leche
  • 1 marraqueta
  • 5 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • Media cucharada de esencia de vainilla

Preparación

Empieza precalentando el horno a 180 grados. Seguidamente comienza a caramelizar el molde colocando el azúcar y el agua en un cazo de fondo grueso.

Ve cocinando sin revolver, cuidando que quede a punto de caramelo, es decir, con un tono rubio oscurecido. Al tener este punto, retíralo del fuego y vacía completamente en un molde rectangular de gran magnitud.

Mueve el molde de forma que vayas distribuyendo todo el caramelo, teniendo cuidado de no quemarte mientras lo haces. Reserva

Posteriormente, derrite la mantequilla en una sartén amplia y ve añadiendo los cubos de manzana para empezar a cocinarlas, ve revolviendo hasta que adopten una consistencia blanda y déjala hasta que tenga un color dorado. Reserva

Para preparar el budín, remoja la marraqueta en una escasa cantidad de leche, así mismo en un bowl coloca los huevos con el azúcar y ve mezclando manualmente con un batidor. Añade la leche restante y la esencia de vainilla, hasta integrarlo completamente.

Por último añade la marraqueta desmenuzada, en conjunto con los cubos de manzanas cocidas y vacíala en el molde donde se encuentra el caramelo. Cocina el budín a baño maría y hornea por una hora, o hasta que haya cuajado. Deja que enfríe y sirve.